Sin medicinas, ni higiene ni comida, las infecciones se propagan sin límite en Gaza

Viruela, malaria y diarrea son algunas de las enfermedades que se extienden sin freno especialmente entre niñas y niños de campos de desplazados saturados y sin servicios sanitarios...

49
49

Viruela, malaria y diarrea son algunas de las enfermedades que se extienden sin freno especialmente entre niñas y niños de campos de desplazados saturados y sin servicios sanitarios en Gaza. La falta de medicinas, de higiene, comida y otras consecuencias de los ataques de Israel dispararon las enfermedades infecciosas hasta extremos nunca antes vistos en Gaza, que el invierno puede empeorar más.

Un sistema sanitario colapsado, filas durante horas para entrar a un baño y una hambruna sin precedentes desde las de Etiopía o Somalia han expandido por miles los casos de una larga lista de enfermedades en la Franja palestina tras dos meses y medio de la incesante ofensiva militar de Israel. “Catastrófico”, lo define el doctor Maruan Shafik Ali, el mismo término que repiten sin parar organismos internacionales y organizaciones humanitarias sobre una crisis que sigue empeorando.

El médico dirige el Hospital Mohammed Yousef El-Najar en Rafah, en el sur del enclave costero donde se hacinan más de un millón de gatazíes huyendo de las bombas de Israel. “Antes la población de la ciudad de Rafah eran 300 mil personas, mientras ahora con el desplazamiento llegó a 1 millón 300 mil”, comentó a EFE.

Más de 95 mil 500 casos de diarrea, otros 19 mil 300 de sarna, 17 mil 500 de parásitos, 4 mil de viruela, mil 900 por intoxicaciones alimentarias, meningitis y otras enfermedades, que tengan contabilizados, porque teme que sean el doble.

Sus números escritos a mano en un papel los corroboran las estadísticas de agencias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alertó que los casos de diarrea son 25 veces más que antes de que comenzara los ataques de Israel en octubre.

La OMS eleva los casos de diarrea a más de 100 mil, la mitad entre niños de menos de 5 años, y a más de 150 mil los de infecciones respiratorias, unidos a los de meningitis, sarna, piojos, varicela, entre otras.

Viruela, malaria y diarrea son algunas de las enfermedades que se extienden sin freno especialmente entre los niños de campos de desplazados saturados y sin servicios sanitarios. Llegan casos de intoxicación alimentaria por comer mucha comida enlatada, pues el hambre no mira la fecha de caducidad, con la consiguiente diarrea severa. Niños que llegan en estado crítico sin que haya una ambulancia disponible para llevarlos al hospital o sin que tengan los mínimos medios para dar un diagnóstico preciso entre tantas enfermedades.