Señalan que armadoras se enfocan más en híbridos que eléctricos, y estas son las razones

Factores en contra como la disponibilidad de estaciones de energía en México llevan a los consumidores a optar por autos híbridos, según la consultora Urban Science. En el...

66
66

Factores en contra como la disponibilidad de estaciones de energía en México llevan a los consumidores a optar por autos híbridos, según la consultora Urban Science.

En el tema de autos de nuevas tecnologías, la industria automotriz ha frenado su camino hacia la producción y venta de vehículos 100% eléctricos, y en cambio, está perfilando sus planes hacia las unidades híbridas, de acuerdo con Eric Ramírez, director para México de la consultora Urban Science.

Las armadoras en Norteamérica y en México están anunciando que retomarán las unidades híbridas por un periodo todavía no determinado, contó el especialista en conferencia.

Las razones, expuso, ya están ubicadas.

“Para el consumidor, hay 2 temas importantes respecto al uso de los autos eléctricos: el tiempo de carga y la disponibilidad de energía”, expresó.

Podría ser excesivo el tiempo que habría que esperar para que se cargue la batería de un auto eléctrico, debido a la tecnología que hay disponible, y que no cambiará en los próximos 3 o 4 años, completó.

De acuerdo con información de las automotrices, la carga completa de la batería de un auto eléctrico podría tomar al menos 4 o 5 horas, y hasta mediodía.

En cuanto a la disponibilidad de carga, Ramírez explicó que el consumidor sigue padeciendo la “ansiedad al rango de autonomía”, en referencia a que el uso de un auto eléctrico genera una preocupación por la disponibilidad de estaciones de carga en buen estado en los caminos.

“Por esos temores la gente está prefiriendo los vehículos híbridos, y se espera una desaceleración en el crecimiento de los vehículos eléctricos”, concretó.

Asimismo, recordó que en México no hay incentivos gubernamentales para el uso de autos eléctricos.

En enero fueron comercializados en México 7,442 autos de nuevas tecnologías, de los cuales solo 17% fueron completamente eléctricos.

In this article