RBD: Revelan presuntos maltratos, despidos y falta de pago a vestuaristas por parte de organizadores

Los conductores del programa ‘Chisme no like’ destaparon un escenario turbulento tras bambalinas en la exitosa gira de RBD. Javier Ceriani y Elisa Beristaín expusieron que existen acusaciones de falta...

62
62

Los conductores del programa ‘Chisme no like’ destaparon un escenario turbulento tras bambalinas en la exitosa gira de RBD. Javier Ceriani y Elisa Beristaín expusieron que existen acusaciones de falta de pagos y presuntos maltratos dentro de la producción, lo que podría desencadenar en demandas legales.

“Es un caos la gira de RBD, hay demandas, falta de pagos y discriminación”, afirmó Ceriani de manera contundente.

Beristain reveló cambios en la administración: “Guillermo Rosas, el manager original, fue apartado del proyecto y reemplazado por Marilyn Saidman de Live Nation”, de quien aseguró que es: “una gringa que tiene un método de trabajo un poco rudo”.

Además, reveló que Marylin Saidman es grosera con la producción y que vestuaristas no habrían sido pagados todavía. “Nos informan que la manera en la que se comunica con el staf es de f*ck you para arriba, pero otra cosa que les vamos a revelar es que ese vestuario que ven ahí, tan florido no ha sido pagado a los proveedores”, comentó Elisa en la más reciente emisión de Chisme no like.

Ceriani profundizó: “Se han despedido camarógrafos, no le pagaron a los vestuaristas, no han podido recibir su dinero, señores hay deudas, esto está grave”.

El personal de producción también ha sufrido despidos injustificados, según Ceriani. Además, los propios integrantes de RBD estarían siendo afectados, ya que no habrían recibido los pagos correspondientes a los servicios VIP vendidos a los fanáticos a través de la página oficial del grupo.

“La plata de estos servicios no ha llegado a las cuentas de los integrantes de RBD. Este sistema fue creado por su exmanager Guillermo Rosas”, explicó Ceriani, subrayando que se desconoce que ha ocurrido con lo recaudado por este servicio.

Esta revelación arroja a la luz posibles tensiones internas y problemas financieros en la famosa gira de RBD, poniendo en entredicho la gestión administrativa y financiera del tour, que desde luego, no está en las manos de los integrantes de la banda.