Otorga Nava a micro empresa todóloga contrato por 20 millones anuales por consultorios móviles

El alcalde de Santa Catarina, Jesús Nava Rivera, otorgó un contrato por más de 20 millones de pesos anuales para la renta de cuatro unidades móviles médicas y...

1342
1342

El alcalde de Santa Catarina, Jesús Nava Rivera, otorgó un contrato por más de 20 millones de pesos anuales para la renta de cuatro unidades móviles médicas y odontológicas, a la microempresa todóloga RAR SMART NETWORK, que se dedica a otros giros.

De acuerdo con la denuncia pública hecha por el Colectivo Atípica, en voz de Luis A. Bárcenas Polendo, las unidades móviles equipadas como consultorios, no se encuentran debidamente planeadas, programadas, presupuestadas y convenidas por el Ayuntamiento, para que la Secretaría de Desarrollo Social municipal brinde servicios de atención de la salud de competencia Estatal y Federal; por lo que, denunciarán éstas irregularidades graves ante la Auditoría Superior del Estado, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Cofepris y la Fiscalía Especializada en combate a la Corrupción.

Algunas de las razones específicas para presumir actos ilícitos de corrupción, explicó el representante del Colectivo, son que: A. el monto por la prestación de los servicios prestados por el proveedor son exorbitantes comparativamente con los precios del mercado de vehículos similares; así como, B.- porque en el procedimiento de adjudicación se le otorgó un contrato a una micro-empresa sin reconocimiento comercial en el mercado y dedicada preponderantemente a otros giros de negocio distintos a los que se le contrataron.

«De acuerdo con la declaración del representante de la micro empresa proveedora, dentro del contrato que será denunciado, la persona moral RAR SMART NETWORKS, S.A. de C.V. posee su domicilio , en un pequeño bien inmueble subdividido ubicado en una colonia popular denominada Hacienda las Palmas en el Municipio de Apodaca, Nuevo León», detalló.

Al ubicar el domicilio de la persona proveedora se constató que, el domicilio no corresponde ni se encuentra acorde a una empresa proveedora que posea la capacidad, espacio o personal para el suministro de servicios por la cantidad de 20 millones 798 mil pesos anuales, así como, su giro comercial o industrial preponderante no es el correspondiente al servicio prestado, añadió Bárcenas Polendo.

Las ilicitudes del contrato están normadas y contravienen: la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Nuevo León, la Ley de Gobierno Municipal, Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Nuevo León y la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, concluyó.