Milei y el dilema de la economía argentina: V, L o rebote del gato muerto

La economía argentina está en recesión. Lleva al menos tres trimestres consecutivos de caídas, superando el criterio técnico de dos trimestres seguidos de contracción. Con los datos de...

101
101

La economía argentina está en recesión. Lleva al menos tres trimestres consecutivos de caídas, superando el criterio técnico de dos trimestres seguidos de contracción. Con los datos de los primeros tres meses de 2024 aún sin conocerse (se difundirán en junio), no es posible responsabilizar del todo al presidente Javier Milei ―quien asumió el cargo el 10 de diciembre― por esta bajada sin final a la vista.

Pero lo que algunos economistas ya señalan —como por ejemplo Fabián Medina, docente de la carrera de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires— es la necesidad de encontrar un plan de estabilización que permita un salto en la actividad para ponerle una base al derrape, que sirva de plataforma para un despegue posterior, si es que ocurre. «El consumo explica siete de cada 10 pesos del Producto Bruto Interno», explica Medina. Por lo que, si ese valor no se reanima, será difícil esperar una recuperación de la actividad.

Para que la economía se reanime, sostienen algunos analistas, es preciso primero que deje de caer. El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que mide mes a mes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) ―un prólogo de lo que puede arrojar el índice trimestral― ya dio cuenta de una caída de la economía del 0,5% en enero con respecto a diciembre de 2023, así como una contracción del 0,2% en febrero comparado con enero, por lo que los datos del primer trimestre seguirían la tendencia del final del año pasado.

El interrogante es ahora cuándo la economía dejará de caer y qué pasará acto seguido. Es decir, de qué manera y con qué intensidad volverá a crecer, si es que lo hace.

In this article